Otro Viaje Zombi

Viajo mucho, ya lo he contado muchas veces. No tiene nada de especial. Si tiene mucho de cansado. Viajar cansa. Mas si es a USA. Las primeras veces tiene su punto. Las siguientes no. Quiza el unico beneficio son las horas de avion perdido en medio del Atlantico. American Airlines ha mejorado mucho la oferta cinematográfica y, si bien los viajes de negocios son solo eso ... negocios, los ratos del avion suelen aportar buenas experiencias que se pueden compartir. Todo a costa de llegar muerto de cansancio porque no has descansado .. pero al fin y al cabo, ¿quién puede descansar en un asiento de clase turista?. 

Esta ve no ha sido una excepcion. Tenia tantas peliculas y musica por escuchar que he aprovechado mi tiempo y jugado mis cartas lo mejor que he podido. 

Empecé con The Dead don't Die en el viaje de ida. Jarmusch, Waits, Murray, Iggy, Tilda Swinton ... aderezan una de las peores películas de Jarmusch que recuerdo. De esas que a ratos sirven para matar el rato pero que sirven para muy poquito mas. No creo que vaya a ningún sitio mas allá de ser la versión yankinómana de los colegas.com de Santiago Segura .. aunque elevado al nivel Jarmusch. Si alguien me dice que el bueno de Jim quiere transmitir algo con este "divertimento" que por favor me lo haga saber. Alguna risa y poco más. Quizá mencionar a Adam Driver una vez mas en su imparable camino a las más elevadas galaxias del cine. Lejos, muy lejos de Down by Law, Ghost Dog, Night on Earth o la reciente Paterson. 

Seguimos con La Mula del bueno de Clint Eastwood. Un poco de lo mismo. Eastwood hace de Eastwood y te cuenta otra de esas historias americanas que en este caso sitúa el dilema en que el supuesto héroe es un viejo que jamás ha hecho caso a su familia y que se decide a colaborar con unos  traficantes de droga mejicanos un poco de rebote. ¡No esta mal para un republicano convencido!. Clint hace de Clint. Andy Garcia de Andy Garcia. Diane Wiest de Diane Wiest y Bradley Cooper de Bradley Cooper. No se acerca ni de lejos a Gran Torino, Sin Perdon o ni siquiera a American Sniper ... pero el tipo tiene 89 años, da en camara, su cine es creible y no hay nada criticable en lo formal .. aunque tal vez si en la falta de riesgo.

A la vuelta hubo más música. Se ve que la salida de Delaware hacia el Atlántico precisa de banda sonora mientras deglutes el asqueroso plástico que te sirven como cena. En este capítulo, recomiendo echarle una escucha al nuevo disco del bueno de Joseph Arthur (Come Back World) y al de Lonesome Shack (Desert Dreams). El primero gustara a todos los que hayan llorado la desaparicion de Silver Jews y, obviamente a los que de por si adoren al bueno de Arthur. Un poco menos Reed de lo habitual, tal vez. El segundo, es un disco terriblemente clasico, pantanoso y rural ... que inmediatamente le hace acreedor del calificativo de interesante. Abstenerse amantes de lo moderno.

El cine en el susodicho viaje de vuelta quedó relegado a una deuda pendiente con un tipo al que en principio no le tengo demasiado cariño - Eddie Redmayne -. Aún así, no he podido sino rendirme y aplaudir tras visionar La Chica Danesa. de Tom Hooper. Bonito alegato trans, tal vez algo idilico en el tratamiento de la trama y en lo referente a la relacion de la pareja pero inevitablemente cruel en su final con, como digo, actuación de relumbrón de Redmayne. Quizá no tanto en una Alicia Vikander a la que me cuesta creerme a menudo, pero que resulta siempre valiente enfrentandose a papeles como este o el que clavó hace unos años (este si) en The Light Between Oceans.

Con todo .... viajar no esta tan mal. O tal vez si. Estoy Rajoy.

Comentarios

Entradas populares