Newcastle's Favourite Son


Fui y soy muy de Sting. 

Le respeto y aunque no sigo demasiado sus andanzas musicales actuales, le tengo el cariño que se siente por el tipo que en cierto modo centró tus gustos durante una época. Hoy cuando miro hacia su carrera, prefiero pensar en Police, en el tipo que compartió movimiento con Costello, Nick Lowe y cia... al final de los 70 o incluso a su primera producción en solitario que en el aparentemente desesperado sesentón que por un lado trata de mantener su carrera al día con colaboraciones de lo más variopinto y por otro saca discos con orquestas sinfónicas o centrados en una inusitada habilidad con el laúd que sólo a él pareció interesar.

En cualquier caso, insisto en lo respetable que me parece su carrera y en la brillantez de gran parte de sus temas. Supongo que casi todo el mundo estaría de acuerdo en esto, aunque sólo pensara en Outlandos d'Amour. 

Hace unos días se difundieron imagenes de un homenaje (uno más) de esos que a esta edad se reciben a toda una vida dedicada a esto. Nada nuevo bajo el sol pero hizo que pensara en él una vez más. Obama, Tom Hanks y otros pro-hombres andaban por allí, Springsteen participaba en el homenaje compartiendo escenario con Lady Gaga (!) y se escucharon versiones agradables de algunos de sus temas. La versión de Springsteen (que ya usó en el 60 cumpleaños del amigo Sting) es especialmente curiosa. Una canción que paso desapercibida en Mercury Falling (uno de sus últimos discos con cierto interés) y que el transforma gracias a un abrasador sólo de guitarra que pone los pelos de punta. ¿Es la canción o es el intérprete?. No sé. El caso es que esta muy bien. Aquí os la dejo junto a una nueva Spoty-List con algunos temas del hijo más renombrado de Newscastle. Una vez más y sin ponerme colorado, hats-off to uncle Gordon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario