BK

Toda la semana en la India da para mucho. Incluido llegar hecho polvo el domingo y trabajr el sabado como si tal cosa. No soy muy fan de estos sitios. No me encuentro comodo con la comida ni con el rollo de tanta vaca famelica, desigualdad y atasco constante - blow horn blow horn -. Hasta el constante "haze" me agobia sobremanera. Imagino que tendre oportunidad de cambiar de opinion, ya sea para bien o para mal. Cosas de la vida laboral.
 
El caso es que tantas horas de avion dan para mucho y, entre otras cosas, dan para pensar de que te gustaria hablar en el blog si tuvieses tiempo. Por casi orden cronologico y segun atravesaba el mapa de punta a punta me venian a la cabeza el ultimo disco de Bowie, las elecciones catalanas (yo soy asi de pesao con algunas cosas), la pelicula de Anton Corbijn, la de Nick Cave o el documental de los Clash que vi el otro dia con mi hermano ... al final me quedo con BK. Mas que nada porque les he escuchado hasta aburrir esta semanita y se lo han ganado. Tanto tanto que hasta me quede dormido al salir de Delhi esta mañana y cuando quedaban dos horas para Amsterdam el Turn Blue seguia dando vueltas en el ipod. Y si ... que es verdad lo que dicen. Que no son lo que eran. Que el peso de los Black Keys de antes ha desaparecido. Que la densidad se ha ido. Que han descubierto el chicle-rock-dance-con guitarras ... y que resulta que es un filon. Pero, es que se les da de coña!. Hecho de menos a ese tipo que vi en el Azkena a las cinco de la tarde presentando su disco en solitario y defendiendo una propuesta distinta, pero admito que estos repentinos disco-kings tambien me enganchan. A lo mejor ya no son los Black Keys, son los BK ... sin patatas de luxe :-).

2 comentarios:

  1. A mí es lo que me parece, ya no son los de antes, y era algo que creo se intuía. Saludos y a descansar de los duros viajes.

    ResponderEliminar
  2. Yo prefiero pensar en ellos como en otra banda. Hasta Brothers ... despues de Brothers

    ResponderEliminar