Tom Waits - Milan 2008


El momento cumbre de mi vida conciertera. Suelo decir que el mejor concierto que he visto fue el de The Cult revisitando Love. Seguro que lo fue en intensidad, fuerza y pureza rockera. Todo lo que me gustaba del rock and roll estaba allí. Sin embargo, ese concierto no tenía la carga emocional que tuvo el de Tom Waits en Milan. No he salido mucho de casa a ver conciertos, pero esta vez había que hacerlo. Tom venía de gira. ¿La ultima?. Tal vez. Venia a Barcelona y San Sebastian. No a Madrid. Decidimos comprar Milan. Alli eran tres noches y pintaba mas seguro. Asi que así lo hicimos. Bro y yo pillamos avión, autobus y finalmente hostal para poder enfrentarnos a la experiencia del idolo mas idolo de todos los idolos que yo he tenido nunca. Con el paso de los años, Tom se ha convertido en persona de dominio publico. Hay mucho fan, pseudo fan, mini fan y gente variopinta que te habla y te cuenta pero que te cuesta imaginar estremecida ante frases como "Tony Franciosa used to date my ma" .. pero es lo que hay. La verdad es que eso me daba igual segun nos acercabamos al Teatro Arcimboldi. Era la tercera noche y no tenía muy claro si eso era bueno o malo. ¿Dejaria temas fuera?. ¿Estaría cansado?. Nada de eso pasó. Nada de eso importó. Pillamos una posición central en el teatro, no muy cerca pero no muy lejos. Sentado. Nervioso. Apretando entre las manos la camiseta que habia pillado antes de entrar. Al final y como siempre. La luz se apagó y la ceremonia empezó. No era un escenario al uso. No podia serlo. Colgaban instrumentos raros. Habia un pequeño circulo en el que Tom se pasaria la mayor parte del concierto. Todo preparado para sus trucos con la arena y con el confetti. A su derecha se situaría Casey Waits. Detras y a la izquierda Seth Ford Young y Omar Torrez. No son Marc Ribot y Larry Taylor, pero no hizo falta. Bastó que se pusiera delante y se inclinara un poco para que todo el mundo empezase a aullar. Miedos fuera. El 99% de los que estaban alli, estaban tan nerviosos o igual que yo. Y empezó a quebrar su afonía con Lucinda. Y siguió con Way Down in the Hole .... y se paseó por Small Change recordando a Mathilda. Y cantó a los Inocentes cuando sueñan. Y terminó el set con esa maravilla llamada Make it Rain que cuelga de ese no menos maravilloso disco que es Real Gone. Luego la gente siguió aullando. Que le vamos a hacer. Es lo que tiene el ser humano. Siempre se queda con ganas de más. Así que salió otra vez. Y empezó con la canción favorita de un servidor. Esa que daba ya por perdida. Y tocó la tarantela y los cubanos se fueron al suelo. Acabando de manera un tanto extraña con ese Goin' out West que se esconde en ese disco soberbio que es Bone Machine. No quedó ahí la cosa. Aguantamos un rato dentro. Había mucho que comentar. Lagrimas que enjugar. Soy un llorón. Ya lo he dicho antes, ¿no?. El caso es que enfilamos hacia la puerta y cuando aún no habíamos acabado de salir, me dió la sensación de que algo se movía en el lateral del teatro. Un coche largo y negro empezaba a salir despacio. Como no queriendo llamar la atención. Dejé a mi hermano con la palabra en la boca y corrí. No sé. Tenia que hacerlo. Casi 40 años pero corrí tras ese puto coche a ver si podía verle la cara ... no llegué. Pero lo intenté. Como con Dylan años antes. Mi querido bro me llevó a la Plaza del Duomo. Estabamos solos en un bar que cerraba. Nos cobraron 20 euros por la cerveza. Eran de litro. 

Repertorio:

Lucinda, Way Down in the Hole,Falling Down,All the World Is Green,I'll Shoot the Moon,God's Away on Business,Cold Cold Ground,Eyeball Kid,Jesus Gonna Be Here,On the Nickel,Tom Traubert's Blues (Four Sheets to the Wind in Copenhagen),House Where Nobody Lives,Innocent When You Dream,Lie to Me,Hoist That Rag,Bottom of the World,Chocolate Jesus,Rain Dogs / Russian Dance,Dirt in the Ground,Make It Rain, Encore: Jockey Full of Bourbon,Hang Down Your Head,Goin' Out West



Comentarios

  1. Creo que fue más una cosa sentimental que artística. Yo también estuve allí , pero en otra noche, y salí en una nube solo porque era él. Pero a lo mejor los casi 150 eurazos no se los ganó. Más bien los llevaba ganados de antemano. No me quejo, pero se lo pusimos demasiado fácil. Y tengo más de 80 discos de Mr Waits. Con esto quiero decir que aunque no llegué ayer, tampoco deberíamos pasar por tontos.

    Gracias y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los 150 eurazos son innegables .... yo si sali satisfecho y guardo un excelente recuerdo. No creo que fuera un repertorio complaciente. Aun asi, tienes toda la razón, allí estábamos todos convencidos de antemano. Fieles yendo a misa de once. Aunque una misa que llevabamos esperando mucho tiempo ....

      Eliminar

Publicar un comentario