M Train

Acabo de terminarme el libro de memorias de Patti Smith. Heredera directa de escritores beat y lo más innovador del arte y el rock setentero, consigue que sus historias te suenen cercanas y apetecibles. Interesante vida la de aquel que aparte de ser una de las más grandes estrella de la musica de los 70 ... y que ha seguido sacando magnificos discos en los 90-00s ... se ha pasado la vida buscando, amando, persiguiendo, aprendiendo ... Envidiable.

Maravillosas historias recordando a Fred Sonic Smith, su desconocido interés por la deriva continental y la figura de Alfred Wegener, su adopcion de iniciativas de todo tipo (Salvem el Cabanyal!) o sus más profundas pasiones literarias por Roberto Bolaño o Sylvia Plath o por The Killing. Nueva York lo sobrevuela todo. Se huele. Se siente. En cada línea. El Café Ino es el icono. Imposible no sentir el deseo de tomarse un café y ver el mundo palpitar como ella hace practicamente a diario.

Curiosamente estoy acabando el libro de memorias de Sam Shepard a la vez. Misma generacion. Mismos intereses. Artes diferentes. Prologado por Patti me resulta quizá un poco mas dificil. Tambien heredero beat ... pero es que además escribe como un beat. Esa extraña pasión por las historias reales que se entremezclan con las imaginarias. Frases cortas. Parrafos ininteligibles. Desayunos en bares de carretera. Benzedrina ... No sé. Me llega menos. Puede ser que Patti ha hecho la mejor versión de Wicked Messenger que el ser humano pueda hacer. Aunque Sam escribió el guión de Paris Texas, vivio la vida al lado de Jessica Lange y salió con ella en Frances. Suena a vida interesante. Aunque escriba como William Burroughs.

Comentarios

Entradas populares