Smithereens were my Band


Pocas perdidas en el mundo de la musica me pueden afectar tanto como la de esta semana. Los Smithereens eran MI banda. Esa que te gusto desde la primera vez que la escuchaste. Esa que siempre te ha acompañado. Esa que te hacia sentir orgulloso por mantener una carrera honesta y sincera y esa que te podias permitir el gusto de descubrir a mucha gente a pesar del paso de los años.

Comoci a los Smithereens porque en los lejanos 80, una cancion como Blood and Roses podia salir en la radio. No en la de culto. En los 40 principales. No me hice con ese su primer disco - Especially for Foy - hasta mucho mas tarde pero si consegui rapidamente una cassette con Green Thoughts. El segundo y maravilloso disco de la banda y que editaron en el 88. Rock americano. College rock. No se como denominarlo. ACDC meets the Beatles decian en el Popu. El caso es que escuchar House we Used to Live In, Spellbound, Drown in my Own Tear o Elaine me ayudaron a entender lo que creo es el estilo de rock que mas me gusta y mas aprecio. Ese que desprecia virtuosismo e infulas egocentricas y lo suplanta por melodia e inmediatez. Pat di Nizio tenia eso que permitia hacer ese tipo de canciones con aparente facilidad.

Ya en Granada me hice con 11 y su inicio de tres trallazos seguidos. A girl like you, Blues Before and After y Blue Period con Belinda Carlisle. Un disco magnifico. Un ejemplo de buen gusto. De power pop iniciatico dicen algunos. No se. Lo escuche hasta quemarlo aunque quizas no tanto como Blow Up. CD que grabe en cinta de cassette y llevaba siempre en mi Ibiza gris ... y con el que pase horas en compañía de Kathleen ... y tambien seguramente aún mas horas esperando a Kathleen salir del centro comercial en el que trabajaba. Top of the Pops, Girl in Room 12, Indigo Blues ... y sobre todo Get a Hold of my Heart. La mejor balada del grupo y una de las canciones mas bonitas que he escuchado nunca.

Mas adelante vino A Date with the Smithereens ... algo en el grupo no empezaba a oler demasiado bien. Lo compre en Discos del Sur y cuando llego a casa lo abri esperanzado. Recordad chicos, no habia Spotify para escucharlo antes de comprar ... ¡viva el riesgo!. El caso es que Pat quiso adaptarse a los tiempos endureciendo un poco el sonido, visitiendose de negro cool y poniendose critico con el grunge - Sick of Seattle -. No consiguió su mejor disco, pero aun asi merece la pena. Como todo lo que hicieron.

Desde ahi, discos de versiones de The Who, de los Beatles (¿para que esconder influencias?), algun disco original mas, directos, discos de Pat en solitario - alguno muy interesante - y vuelta a los Smithereens mas genuinos hace tan solo 6 años con 2011. Hey, sonaban a .. ellos mismos despues de tanto tiempo. ¿Quien lo iba a decir?. Los tiempos, sin embargo ya no eran los mismos. Pat buscaba conciertos en el "jardin de la casa de sus fans". Soltaba con una sonrisa su enesima version de Behind the Wall of Sleep mientras cualquier fulano se metia tres salchichas. No me gustó ver eso. Aun asi en las grabaciones de conciertos al uso seguian viendose dignos. Pat mermado por sus problemas de salud pero aun bien secundado por Babjak y Dennis Diken. Habia planes de seguir. De salir a la carretera. Tarde para Pat. Un maravilloso compositor de Scotch Plains que espero el mundo recuerde como merece. A mi me han dejado un poco mas solo.

Comentarios

Entradas populares