Bryan Ferry


Bueno, pues hoy le ha tocado el turno a este señor. Dandy donde los haya. Súmum de la elegancia y la clase. Alguien que en general está fuera de mis órbitas habituales de escucha diaria, pero al que hoy he dedicado mi precioso y preciado tiempo. Esencialmente a tres álbumes que fueron concebidos en momentos en los que Roxy Music estaba de parón. Hablo de Let's Stick Together, In Your Mind y The Bride Stripped Bare. Las tres obras comprenden el periodo 1976 - 1978 y son inmediatamente anteriores a la reunificacion del grupo y el posterior pelotazo masivo que vino con Avalon.

Este Ferry es bastante distinto al medio yuppie que yo conocí en los ochenta. Un Ferry que se muestra como un consumado versioneador y en el que la influencia de David Bowie es patente en casi cada surco. Más evidente en Let's Stick Together. Menos en los otros dos. Temas como la propia Let's Stick Together o The Prize of Love retrotraen al casi contemporáneo The Rise and Fall of Ziggy Stardust. No es mala influencia, asi que mejor no quejarse. El álbum es básicamente un refrito de versiones como Shame Shame Shame y temas de Roxy que Bryan reinterpreta como esa estupenda Re-Make/Re-Model. A Brett Anderson le gusta este disco. Escuchen sino Chance Meeting. 

In Your Mind es el hermano pobre del trío. Banda similar con Spedding y Manzanera a las guitarras y mayor parte de composiciones propias de Bryan. Pasa por ser algo mas rockero y así se demuestra en Love me Madly Again o en el trotón ritmo de Tokyo Joe. Conjunto muy compensado. Coros, orquestaciones y guitarras que recuerdan a Mick Ronson. Nada que objetar pero no me produce escalofríos. 

El ultimo del trío elegido se supone que surge del desamor que el pobre Bryan vivió cuando Jerry Hall le abandonó por Mick Jagger. ¡Qué tiempos!. Bryan se pasa al lado americano y por lo que he leido la critica no le trató demasiado bien por ello. No lo entiendo. Personalmente no tengo ningun problema con todo un X-Pensive Wino como Waddy Wachtel y aún menos con un batería como Ricky Marotta que ha servido en mil batallas. Bryan se lanza al desamor en el peor tema del album - When she walls in the Room - y pincha miserablemente versionando el Hold On I'm Coming (este hombre es un soulman con traje de Givenchy). Pero por contra, clava a JJ Cale en The Same Old Blues, se adelanta a su propio futuro en la fantastica This Island Earth (que podria estar en Men & Women del 85), hace alt-rock por la Velvet en What Goes On y soulea que da susto en That's how strong my love is. 

Si, al amigo Ferry en aquellos años se le podía acusar de tocar todos los palos sin abundar en ninguno ... pero es lo que pasa cuando tu lo vales.



Comentarios

  1. Siento devoción por los cinco primeros discos de Roxy Music y por varios de Eno, pero nunca me he puesto con Ferry en solitario, le hincaremos el diente.

    Un abrazo, J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que yo tampoco si exceptuamos el primero de los que menciono y su faceta ochentera mas conocida. Hay bastantes sorpresas. Ultimamente tampoco le he hecho mucho caso con sus discos de versiones de Dylan y demas.

      Eliminar

Publicar un comentario