El engreído, el soberbio, el crítico


Lo vi have unas semanas y siempre me pasa igual con estos carácteres. Por un lado desprecio su evidente desdén hacia los demás, su constante afán de notoriedad, su confundir libertad con falta de respeto. Esa estúpida insistencia en airear sus propias a menudo execrables andanzas en realidad sólo me provoca rechazo. Pero a la vez, esta suerte de Marion Cobrettis de nuestro universo patrio, son como un imán. Me es inevitable admirar su conocimiento, su inquebrantable decisión de moverse hacia donde quieren, su coraza ante el juicio externo. Tipos de otra época. Tipos duros en el sentido Clint Eastwood de la palabra. Tipos que hacen que hasta su probablemente merecida y aparente soledad final puede llegar a resultar atractiva. Herederos de un oficio que no existe. Disfrutadores de prevendas que otros no pueden ni soñar. Gente de un pasado que no volverá. Hijos de puta - lo digo con encendida envidia - que han sabido vivir bien de aquello que seguramente más disfrutan. La descripcion de su dura infancia, loca juventud, exito profesional, ego-trip insufrible e imposibilidad de adaptacion al mundo actual con trazos suicidas suena a guión de película. A una de las que le gustan a Boyero, claro. 

Comentarios

  1. El problema real es que suena a caricatura en muchas partes del documental. El malote yonki de las redacciones al que los tontos jefes de redaccion le pagaban todos los vicios. En cualquier caso, algunos de sus detractores en el video se lo podían haber currado un poco mas que soltando que "no habla inglés" y que por eso no se relacionaba mas que con su rat-pack particular.

    ResponderEliminar
  2. A mí siempre me ha parecido patético su desprecio por cierto cine tachándolo de aburrido, por ejemplo cuando habla de obras maestras absolutas como "El sol del membrillo" y "Tren de sombras". ¿Qué tipo de comentario es ése en un analista que se pretende importante? Y luego se dedica a defender cine negro de baratillo como "L.A. Confidential", que no hace falta comparar con los clásicos de los cuarenta y cincuenta, no, revisiones del género posteriores como "La conversación" o "La noche se mueve" se comen con patatas la película de Hanson y reviven el noir desde perspectivas propias. Un crítico totalmente sobrevalorado y bastante superficial.

    Un abrazo, J.

    ResponderEliminar
  3. L A Confidential cine negro de baratillo ja ja ja...Discrepo de arriba a abajo pero me ha encantado la definición ja ja.

    Sex, Love And Rock´n Soul

    ResponderEliminar
  4. A mi tambien me gusta mucho LA Confidential ... ja ja ja ja. Pero estoy de acuerdo con el fondo. Un critico es un critico y no puede despreciar filmografías completas con un "a mi no me interesa" o adjetivos como insufrible, aburrida, me salí de la sala etc... Debería currarse un poco más la justificación de su desprecio por el cine iraní. Es parte del personaje supongo ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario