Perdicion - Diario de un confinado

Una de las cosas buenas del confinamiento es la posibilidad de ver un montón de películas y documentales de esos que siempre quisiste ver, de esos que sales en la lista de recomendaciones del Netflix o que simplemente te apetece revisar. Personalmente y a bote pronto ... y cuando la familia me deja espacio tras la repentina fiebre Harry Potter que invade mi casa ... he pasado por El Vedugo y su maravillosa inteligencia, por Hogar que comenté el otro día, por un Soderbergh llamado Efectos Secundarios que dejé escapar hace unos años, por un Giamatti puro indie llamado Vida Privada, por una revision de Charada y, con esta que esta aqui al lado. Buena compañía para un sabado en que el insomnio te hace levantarte a las 7.45 no matter what. Es casi vergonzoso reconocer que no la habia visto antes. Pero es lo que hay. Debo reconocer que la predisposicion era perfecta. Espiritu critico por los suelos. Cafe y magdalenas y muchas muchas ganas de que me gustara mucho. Da gusto cuando los planes salen bien. Ya lo decia el equipo A. Fred Mc Murray es perfecto para estos papeles. Seguramente no es el tipo mas versatil pero insisto, para estos papeles era absolutamente ideal. Barbara Stanwyck es el magnetismo total. Un inbdisimulado volcán al que le bastan cinco segundos en escena para atrapar tu atencion y, en épocas de relativa contrencion sexual, resultar a la vez distante y terriblemente "inviting" (no encuentro una buena palabra para esto). Durante el segundo encuentro con McMurray esta simplemente perfecta. A la vez todo sigue las coordenadas del cine negro de la época. De esas películas de John Huston. Guión de Ed McBain (yo he lei libros de este hombre en el Instituto ... gracias profes 😏) y Raymond Chandler en los parámetros del noir de la epoca. Ese que te lleva del final al principio y de ahi de nuevo a un final donde el malo pierde aunque se le entienda y donde un personaje - en este caso el glorioso Edward G Robinson - pone la cordura, el sentido y la moraleja. Ha sido una gran forma de empezar un nuevo y aburrido dia en casa.  

Comentarios

  1. De lo mejor de Wilder, J, que, aunque debe su fama a la comedia, cuando hacía incursiones en terrenos negros o dramáticos los bordaba. "Perdición", "Días sin huella", "El crepúsculo de los dioses" y "El gran carnaval" son ejemplo de ello.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que de este otro Wilder solo creo conocer El Crepusculo de los Dioses y Testigo de Cargo. Ambas como esta Perdicion me parecen fantasticas. Solo me queda seguir con los titulos que mencionas ... Un abrazo

      Eliminar
  2. Me sumo a la pasión por Perdición. La verdad es que Billy Wilder me parece el puto amo. El tío era versátil a más no poder. Algún crítico escribió que sólo le falto hacer un western para ser más completo pero sinceramente yo no lo hecho de menos, me parece igualmente genial....

    Sex, love and rock´n soul

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo al menos en las peliculas que he visto. Guardo excelente recuerdo de todas. Desde Irma La Dulce a Testigo de Cargo hay miles de kilometros pero el mismo genio.

      Eliminar

Publicar un comentario