Not an ordinary passion ....



Ayer acabé con el libro de Joserra Rodrigo. Me he pasado la semana viajando en India y el aeropuerto de Mumbai a la espera de un vuelo a las 3 de la mañana fue el lugar en el que finiquité el Decade, los agradecimientos y ese gracias por ser el motor que tanto me ha gustado como dedicatoria. Hoy estoy en casa. Acabo de llegar, he ingerido algo que no tenía especias y me he sentado al ordenador escuchando Common One. Una de tantas concesiones al texto de un libro que me ha enseñado mucho, del que he aprendido otro tanto, pero del que siendo totalmente sincero ... he sentido una irrefrenable envidia. Envidia de esa que se llama sana aunque yo no sepa si existe y solamente centrada en la contemplación distante de aquel que teniendo una pasión ... la vive, la expresa, la ejecuta y la lleva hasta sus ultimas consecuencias. Siempre me ha costado eso. Siempre lo he envidiado en los demás. Y no, no es que comulgue con el Credo Epifánico a pies juntillas. El abismo de conocimiento que me separa de Joserra hace que seguramente bagaje e influencias y puntos de vista sean diferentes en muchos casos .. pero no la sensación de compartir la tan renombrada pasión. Y es por eso que, aunque no te conozco personalmente, te felicito desde aquí con todo mi corazón de mecenas orgulloso. Llevo muchos años con esto de los blogs. Y me gustan muchos, echo de menos a otros que desafortunadamente lo han dejado y aún trato de encontrar algunos nuevos que me alegren el día. Diría que a un 90% de esos que garabateamos desahogos musicales nos haría felices dar un paso como el que tu has dado. Un aplauso es lo que te mereces. Y, desde ya te digo, que tu pasión ya es la mía. Que hoy es Common One al que jamás había dado una oportunidad, pero el otro día fue Hard Rain tratando de imaginar como debió ser introducirse en Dylan así para un imberbe y antes que eso fué el Notorious Byrd Brothers que tampoco había escuchado jamás y antes de eso le di otra vuelta a los ultimos tres discos arrugados de Cohen que nunca había escuchado con demasiada atención. Y si, confieso que no soy tan Muscle Shoals, que no me gusta tanto ni Hejira, ni Nick Drake, ni el Blue Eyed Soul, ni los Basement Tapes, ni el Muswell Hillbillies es mi Biblia personal. Pero  .... de eso se trata, no?. De buscar una pasión. La tuya. Y vivirla y llevarla al extremo y ser exagerado como te autoproclamas. Porque la exageración y el abuso de la POM no es sinó la paráfrasis del disfrute, del descubrimiento y de la pasión que en el fondo lo es todo aunque a algunos a veces nos cueste un tanto encontrarla. 


Me ha encantado ver a Warren Zevon (aunque yo habria puesto Sentimental Hygiene por motivos personales), me ha maravillado ver a Mark Olson  (coincido en que la union con Gary no hizo la fuerza hace unos años), me fascinó la crónica del concierto de Dylan en Córdoba (será que soy andaluz), gracias por Elliott Murphy (no paro de escuchar Soul Surfing ultimamente no se porqué) y por Graham Parker entre tantos otros. Me apabulla el dylanismo el newmanismo y el morrisonismo y la brutalidad de conocimiento vertido. Bárbaro que dirían en tierra de Messi. Me han entrado ganas de escuchar a los Waterboys que jamas fueron mi grupo. De darle más cancha a la Dave Rawlings Machine que aunque no la cuadraba tanto en tus gustos, me encanta. No me gusta tanto la frialdad wilkera, la ausencia de un Lou Reed o un David Bowie en extended-play, de unas guitarras un pelín mas afiladas, de alguna mención a bandas con diversiones más mundanas, de unos Fleetwood Mac, de un Paul Weller o de un Costello que se intuyen pero no se acaban de ver del todo. Nevermind. Cada uno tiene sus universos y el piloto es el que decide hacia donde lleva la nave. En este caso, la tuya es de traca, es de POM, de CATA-POM, seguramente sólo comparable a las galletas de tus tías. Felicidades otra vez. Van canta Heart is Open ... y tienes razón, es un gran disco. Lambchop lo debieron escuchar alguna vez. Puede que más de una. ¡Que cabrón!

4 comentarios:

  1. Me lo tengo que leer lo antes posible, muy grande Joserra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le podia haber puesto un mejor titulo al asunto ...

      Eliminar
  2. Un gran libro. Fue un honor presentarlo en Valencia. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera encantado acercarme en Madrid pero me cogió fuera ... yo lo he disfrutado mucho

      Eliminar