domingo, junio 4

Libros



Ayer por la mañana mientras haciamos tiempo para comer, me baje a La Feria del Libro con el pequeño Waits. Tras unos años en los que fuimos asiduos, hacía ya tres o cuatro años que no bajabamos. Yo no soy un gran lector, él tampoco. Aún así echamos una buena mañana entre comics de la Patrulla X, biografias de David Bowie y libros de Paasilinna. A la vuelta, con sus 9 años, pareció haber pasado un buen rato. Padre orgulloso y algunos regalos para mama, la ya no tan pequeña Waits y él mismo.

La sensacion de que el mundo esta lleno de idiotas, intransigentes, confundidos e intolerantes se suaviza ante la vision de miles de personas paseando entre libros, hojeando sin parar o simplemente a la busqueda de la firma de su escritor favorito. Creo que hasta él sacó una conclusion parecida mientras veia algunas caras de esas que le suenan de la tele.

No hay comentarios:

Publicar un comentario