domingo, febrero 7

Bryan


Hablar de Bryan Adams es como hacerlo de un viejo amigo. Como mucha gente de mi generacion di mi primer beso con Heaven de fondo ... y esas cosas no se olvidan. Años donde su figura eternamente juvenil, reverdecía el significado de la palabra rock desde Canadá. Y lo hacía con dos cojones. Ultimamente esta de nuevo por ahi. Tiene nuevo disco, parece que tiene quien aprecia (y mucho, hey Ryan?) su legado y ha estado de gira por aqui. No he ido. No estaba en mis planes. No le sigo de cerca desde hace mucho y sí, soy de esos que piensan que hace muchos años decidio echar su carrera a perder abandonando todo lo que significó en sus inicios. Sin embargo, el otro dia le vi en el programa de Buenafuente. Esas canciones sonaban de maravilla. Bryan ... mi viejo amigo. Y me acordé de Reckless, de Cuts Like a Knife y de Into the Fire. Sobre todo de Into the Fire. Aquel disco que tanto me ayudo en momentos dificiles ... cayendo lentamente en brazos de andaluces y echando de menos a catalanes ... Total que todo este rollo es para que le echéis un oído a ese Get Up que acaba de sacar y que está muy bien. De verdad. No he ido a verle y me arrepiento. Hubiese sido como ir a ver a un viejo amigo.

2 comentarios:

  1. Tampoco fui a verle y me pasa justo lo mismo que a ti. Me arrepentí. Y más cuando algunos de mis mejores amigos si fueron... Los tres discos que citas me siguen sonando a gloria, especialmente Recklees e Into the fire.

    Sex, love and rock´n soul

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo ... a veces crucificamos a algunos de estos por patinazos pasados (los de Bryan bastante gordos, je je) y cuando de repente les escuchas de nuevo ... tampoco se mantienen tan mal!

    ResponderEliminar