Still Alice


Casi sin esfuerzo, el ya fallecido Ricard Glatzer cuenta en Still Alice una historia terrible con un tempo que debe parecerse bastante a la realidad de la enfermedad. Todos tenemos amigos que han pasado por ahi, y la verdad es que lo que desgraciadamente he oído de ellos, lo veo muy bien reflejado en los personajes de Julianne Moore y su familia. Ella, como siempre, esta espléndida. Él, un Alec Baldwin que esta en todos lados en su madurez, esta igualmente espléndido. Y los hijos, aunque menos espléndidos, también cumplen. Muy recomendable. Aleccionadora e inevitablemente dolorosa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario