Boyhood



El otro dia vi Boyhood. Me parecio simplemente irresistible. Mas alla de la proeza de grabar a lo largo de tanto tiempo, de conseguir una historia unitaria, de trabajar con semi-profesionales o de las maravillosas interpretaciones de Patricia Arquette y Ethan Hawke. Boyhood tiene puñeteros momentos de realidad. Autentica y maravillosa. No juzga. No se pone de parte de los niños o de los padres. Solo enseña situaciones que en un gran numero de ocasiones huelen, se sienten y respiran como reales. No es todo el rato. Hay momentos en el que el guion vira hacia derroteros un poco mas efectistas (el rato del padre violento, por ejemplo), pero con contadas excepciones, resulta tangible y excitantemente real. No es facil crecer para un adolescente pero tampoco lo es para los que estan destinados a hacerse viejos con él en ese mismo periodo de tiempo. Mas un documental que una pelicula. Puede ser. Pero el gran acierto es el tono. Sin almibar. Sin odio. Ni el adolescente es malo por despreciar a su madre en un momento de su vida ni la madre es un desastre por emprender una huida tras otra en lugar de afrontar sus problemas. Simplemente es lo que es. La puñetera vida misma contada por un espectador.

2 comentarios: