Harry Dean



Llevo unos días llevando a cabo una ceremonia anual que heredé de un buen amigo. Ver El Padrino. Al menos una vez al año. Esta vez he empezado al revés. Padrino III, vista hace una semana y que cada día me parece una mejor película. Padrino II, ayer. Y Padrino I, que espero ver hoy. 

No tengo nada que descubrir. El Padrino III podría haber sido una mejor película sin Sofia. Sin embargo dio en el clavo de manera descomunal con la seleccion de Andy Garcia como hijo de Sonny y futuro heredero. Que tanto la II como la III elevan a categoría de sublime el arte de hacer guiones de cine siendo capaces de contar la compleja vida de la familia a la vez que relatan la historia del tiempo que les toca vivir. Que jamas cae en la autoparodia o en la complacencia o en la comprension engañosa hacia unos personajes que en el fondo manejan una moral muy particular. Que Al es simplemente Al. Que jamas nunca se podría haber elegido un mejor Michael Corleone. Que lo de John Cazale era de traca. ¡Vaya cinco peliculas que dejo en su corta carrera!. En fin. Lo dicho. No tengo nada que aportar.

Ayer sin embargo y, como de costumbre en este ejercicio anual, me lleve una sorpresa y descubri a Harry Dean Stanton. Uno de esos secundarios favoritos de toda la vida. Tiene sus minutos. No mucha presencia. Pero como siempre es efectivo. Es el guardian de Frankie Pentangeli durante el juicio y posterior suicidio del fantástico personaje de la segunda parte de la saga. Jamas lo reconocí antes .... hasta ayer. Harry Dean es Paris-Texas para mi. Una de las mejores peliculas que nunca vi. Un personaje que le va como anillo al dedo para esa forma extrañamente tranquila de actuar. Desde ahora, Harry Dean tambien sera el Padrino. Al menos la II.

3 comentarios:

  1. En breve iré yo con "Paris, Texas", J. Enorme Dean Stanton.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gran gran pelicula. Solo la conversacion entre Harry y Natassja vale millones ....

    ResponderEliminar
  3. Harry Dean es un actor con una personalidad bestial. Bien por tu reivindicación. Un abrazo.

    ResponderEliminar