jueves, febrero 19

Stringfella


Ponga un Stringfellow en su vida. Debería ser obligatorio. Sigo con discos y tipos aparentemente tranquilos. Y digo aparentemente, porque cualquiera que haya visto a Ken versión Posies, ya sabe que a veces el león saca los dientes. 

En este caso me refiero mas al tipo pausado. En particular al que en 2001 saco Touched. Disco relajado y joshrousico que llego a mi vía familiar y que siempre me ha encantado. 

Nunca nada me hará olvidar los tiempos de Frosting on the Beater, pero esta versión de Ken también es muy recomendable. Go for it sensitive boy.

2 comentarios:

  1. Stringfellow es el gran orfebre, me gusta mucho ese disco que citas del 2001, por supuesto también con los Posies. Hoy incluiré algo de su aventura australiana en el nuevo listado. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otro de esos con sindrome de hiperactividad que hace que no todo tenga el mismo nivel, pero adoro esa capacidad para ser ultrasensible a la vez que el gran orfebre del power-pop moderno ... Abrazo

      Eliminar