Podemos?


El centro de cualquier comida de Navidad que se precie. La comidilla de todos los especiales sobre aquello que paso en 2014 que trufan las televisiones. Podemos. Si señor. La revolución que nos llega. La lucha contra la casta política. Lo que somos lo hace la gente y no los políticos, yes!. Rajoy cagado, el PSOE descompuesto, los nacionalistas que no saben ni como ni porqué estos tíos meten 3000 personas en un pabellón de Hospitalet o aparecen en las estadísticas por encima de Bildu y al ladito del PNV. No cabe duda de que a) el efecto deseado se ha conseguido y b) los partidos tradicionales acomodados en su necedad, son incapaces de reaccionar o de ofrecer un discurso alternativo que compita siquiera minimamente con el tío de la coleta. La duda del tío normal (pongamos yo mismo) es bastante genérica. Sí, si quiero un cambio. No, no me creo a los vergonzosos líderes de peineta y sermón dominical del PP. Menos a sus leyes sacadas del siglo XIX. Tampoco a los del PSOE viejos o nuevos, guapos o feos. No, no creo que sepan ni lo que dicen al hablar de estados federales. De regenerar la vida política. No me creo a las nuevas monarquías que parecen querer venir. No me creo a Mas ni a nadie de su calaña con lo que si, esos que parecen limpios y nuevos y normales y asentados en conceptos de reparto, distribución, cultura, consulta y eliminación de anacronismos flagrantes de nuestra sociedad (aka Felipe VI y sus plantas de Navidad) suenan extremadamente atractivos .... pero ..... a) ¿De verdad que estos tíos tienen la capacidad de llevar algo así adelante?, b) ¿De verdad que saben de lo que hablan cuando dicen de pelear en Bruselas por nuestros intereses?, c) ¿De verdad que saben como modular un discurso basado en gran medida en obviedades (¿queréis tener un mejor sueldo mínimo?, ¿queréis tener más ayudas si estáis en el paro?, ¿queréis que el rico pague más y el pobre menos?) y ponerlo en marcha sin que todo les explote en la cara. No lo sé ni lo tengo claro con lo que creo que en 2015 seguiré asentado en mi ya tradicional escepticismo político mientras pago mi abusiva hipoteca con suelo mantenido de manera ilegal. Mientras mis impuestos han salvado a Bankia pero no evitan desahucios de otros engañados como yo. Eso sí, si hay que elegir un "lo mejor de 2015" .... Podemos lo ha conseguido. We'll be watching ... closely.

Comentarios

  1. Hace tres elecciones que no voto. Como vasco, creo que aun lo tengo mas complicado elegir representantes.

    Podemos me dan muy poca confianza, aunque coincido en muchas de sus ideas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Creo que mi sensacion es similar. Coincidir con el discurso es relativamente sencillo, dar confianza es lo que falta tambien en mi opinion. Saludos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Not an ordinary passion ....

Vergüenza