Robin



No hay juguete roto que valga. La personal e intranferible decision de alguien que no ve otra salida sino desaparecer. Llamese ocaso profesional, incapacidad para lidiar con la propia vida, terror a las propias adicciones o incipientes sintomas de enfermedad. Que mas da?. Hay siempre algo triste en el payaso. En Robin Williams siempre me parecio muy evidente. El excesivo comediante que disfrazaba autoexigencia con sonrisas. Hay siempre algo valiente en el "ya basta". Incomprensible para el extraño a esa situacion. No creo que hubiese nada demasiado brillante por venir de Williams. Sin embargo, es siempre una pena ver como la indigestion del exito, la edad, la vida o las adicciones a menudo acaban asi. Enjoy wherever you are.

No hay comentarios:

Publicar un comentario