La piscina del hotel



Por veces que lo haya visto y vivido no deja de sorprenderme. Un universo en sí misma. La piscina del hotel de vacaciones. Si, de vacaciones típicas y tópicas de espanis de toda la vida. Desde la clase de Aquagym con ciento veinte personas chapoteando "graciosamente" en el agua a la batalla campal del water volley. Desde el espectáculo nocturno de unas somnolientas aves rapaces a la asombrosa capacidad engullidora del español medio ante la experiencia del bufet libre. Desde esos cuerpos orondamente construidos cercenados y enrojecidos por el sol mediterraneo a los cachas hoy tatuados que degluten mojitos de sol a sol castigando una hamaca ... Un auténtico Who is Who de la barriada patria. Eso si, morenos, sintiéndose sofisticados al sol y disfrutando del relajante ambiente del hotel de cuatro estrellas de la playa. Relajante ... yep. Esa es la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario