Amour

 

 
Ayer pase un buen/mal rato con esta cinta de Haneke. Buen rato porque siempre el cine es mejor que la vida. Malo porque me hizo recordar momentos que la vida me hizo vivir hace unos años. El cine, insisto, siempre es mejor que la vida. Mas benevolo con sus protagonistas. Mas sencillo. La vida, para bien o para mal, siempre esta llena de grises. De pruebas que a veces, simplemente, no estamos preparados para superar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario